Volkswagen Polo GTI: el purasangre del asfalto


Hay que tirarle de las riendas constantemente para frenar su ímpetu. Su raza de purasangre se le escapa por todos los poros, o mejor dicho, por todos los tornillos. Veloz, fuerte y noble como los mejores caballos de carreras criados en la Gran Bretaña, el Polo GTI de Volkwagen es un producto redondo de la marca alemana. Es rizar el rizo, un producto hecho a la medida de los amantes de las emociones fuertes, de las sensaciones cargadas de adrenalina.

Se trata, por supuesto, de un deportivo con garra, con explosividad, pero manteniendo un equilibrio que sólo sabe conseguir la marca bávara. Con 1.390 centímetros cúbicos, su motor es un cuatro litros turbo que ofrece un rendimiento de 180 caballos de potencia, los suficientes para dejar atrás a cualquier vehículo categoría y precio muy superior en un adelantamiento.

Su velocidad máxima, 229 kilómetros por hora según datos del fabricante, realmente asusta para un coche de este peso y estas dimensiones, aunque la potencia de sus frenos es perfecta y detiene el vehículo sin sustos, sin virajes extraños. Acelera de 0 a 100 en apenas 6,7 segundos, un registro que conseguirá “despeinar” al más osado.

Con 1.269 kilos de peso en vacío, gracias a sus neumáticos adherentes Dunlop SP Sport Maxx se pega al asfalto con tremenda precisión, y por supuesto su suspensión, aunque no es especialmente cómoda, está perfectamente diseñada para una conducción más deportiva. En el paso de curva, sobre todo en puertos de montaña, el Polo GTI deja atrás a cualquier perseguidor, pero con un comportamiento “educado” y noble.

Su precio ronda los 23.500 euros, una cantidad aceptable para pujar por este caballo de carreras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *