Suzuki Alto 2011


La pasión de las marcas por los coches de vocación urbana es cada vez más acusada. Y es que se trata de vehículos que responden perfectamente a gran parte de las necesidades de los conductores en los tiempos que corren. Son prácticos, su pequeño tamaño les permite moverse con total agilidad entre el tráfico urbano y facilita las tareas de aparcamiento, ofrecen un diseño muy atractivo, y resultan de lo más económicos, tanto en su precio como en sus consumos.

Si recientemente os contábamos las bondades del Nissan Pixo, ahora haremos lo propio con un modelo con el que tiene muchas cosas en común: el Suzuki Alto. No en vano, ambas marcas niponas han empleado la misma plataforma para los dos modelos, los interiores son idénticos y únicamente se diferencian por pequeños detalles en la carrocería. Pero las coincidencias no terminan ahí, pues también comparten gran parte de sus características a nivel mecánico.

Como el Pixo, el Alto sólo está disponible con una motorización. Se trata de un motor 1.0 de tres cilindros, que puede alcanzar una potencia máxima de 68 CV. Este empuje permite a este modelo responder a todas las necesidades de los usuarios en zonas urbanas, e incluso demuestra bastante solvencia si nos lanzamos a realizar algún trayecto corto por carretera. Eso sí, quizá a algunos les parezca demasiado ruidoso cuando pisamos a fondo el acelerador, pero su comportamiento es bastante fiable y su nivel de consumo, ejemplar: 4,4 litros por cada 100 kilómetros.

El interior del habitáculo ofrece tres niveles de acabado: GA, GL y GLX. Los dos últimos son los más completos, pues equipan elevalunas eléctricos delanteros, aire acondicionado, cierre centralizado y radio-CD con lector de MP3. Además, ambas versiones permiten incorporar un cambio automático en lugar del manual que viene de serie.

Por lo demás, la carrocería del Suzuki Alto sólo está disponible en cinco puertas y sus reducidas dimensiones exteriores no deben engañarnos, pues se trata de un automóvil muy versátil y que puede albergar cómodamente a cuatro adultos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *