Coches de imitación


De todos es sabido que en China son capaces de copiar casi cualquier cosa y venderla a un precio infinitamente más barato. Hemos visto móviles chinos que son perfectas imitaciones de los Nokia, Samsung o Apple. Es lógico que muchos fabricantes occidentales se hayan tomado esto como un plagio y hayan acabado recurriendo a los tribunales, pero en China no se entiende esta costumbre como algo ilegal o malintencionado, sino más bien como un homenaje a los excelentes diseños que se realizan en Europa, Estados Unidos y Japón.

Ahora está empezando a observarse este mismo fenómeno en la industria del motor. Fabricantes asiáticos como Geely, Shuanghuan o BYD están lanzando modelos al mercado que, si no son copias casi exactas de automóviles de firmas de reconocido prestigio, desde luego presentan una inspiración innegable en ellos. Y este universo de las copias no hace discriminación alguna, pues abarca desde los utilitarios más sencillos hasta las berlinas más lujosas.

SEGUIR LEYENDO “Coches de imitación”