Renault Twizy 2011


Que no nos engañe a su aspecto. Pese a su apariencia de prototipo o de coche del futuro, el Twizy es toda una realidad. Lo que se veía en los salones de la industria simplemente como una propuesta simpática o graciosa estará disponible en los concesionarios pasado el verano. Y, una vez vistas las prestaciones que ofrece, podemos estar bien seguros de que tendrá su público… y no será poco.

Bajo esa apariencia tan vanguardista se esconde uno de los proyectos más innovadores de toda la historia de Renault. Se trata de un vehículo biplaza para uso exclusivo en trayectos urbanos y que no necesita ni una sola gota de gasolina para moverse, pues funciona con propulsión 100% eléctrica. El Twizy se convierte así en el tercer vehículo impulsado por electricidad de la gama Renault Z.E.

En tierras europeas, este modelo estará disponible en dos versiones. La más potente alcanza una velocidad máxima de 75 km/h, lo cual se antoja más que suficiente para moverse por ciudad. Por su parte, la versión más modesta, bautizada como Twizy 45, limita su velocidad máxima a 45 km/h, pero cuenta con la ventaja de que puede ser utilizado sin carné de conducir, como si de un ciclomotor se tratase.

¿Y a quién va dirigido el Renault Twizy? Pues al mismo público que se lanzó a la compra de un Smart para sus habituales desplazamientos de casa al trabajo, o para ir de tiendas… También podría incluirse en este grupo a quienes optan por un scooter para moverse por ciudad. Y es que este modelo reúne las ventajas de ambas opciones, pues su reducido tamaño y su portentoso radio de giro de sólo 3,4 metros nos permiten aparcarlo en cualquier sitio y nos facilitan enormemente la engorrosa tarea de buscar aparcamiento.

El motor eléctrico de la versión con carné desarrolla una potencia de 15 kW, lo que equivale a unos 20 CV, mientras que la versión sin carné alcanza los 4 kW (unos 5 CV). La autonomía de este vehículo se sitúa en torno a los 100 kilómetros y la recarga de las baterías puede realizarse tanto en las tomas de la vía pública como en las domésticas (mediante un adaptador). El tiempo aproximado para una recarga total es de tres horas y media.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *