Ocasión: Seat Altea Freetrack


Qué mejor forma de hacer las delicias de toda la familia que una escapada al campo para el fin de semana. Pero los hijos cada vez generan más y más gastos y los bolsillos de los padres de familia no siempre resisten el poder comprar un vehículo que les permita transportar con cierta comodidad a todos los miembros de la familia y, al tiempo, que pueda moverse con facilidad en terrenos alejados del asfalto.

Sin duda, el Seat Altea Freetrack se presenta como una opción inmejorable en esos casos, y más ahora que es uno de los grandes protagonistas en la Red de Vehículos de Ocasión de la firma española. Desde 15.180 euros, podemos hacernos con un vehículo espacioso, versátil y que se mueve con gran soltura en terrenos de montaña. Y apenas tiene cuatro temporadas de vida.

La gran virtud del Altea Freetrack es que combina a la perfección las virtudes de dos tipos de vehículos bien distintos; por un lado, ofrece la comodidad y capacidad de carga de un monovolumen y, por otro, cuenta con una respuesta digna de un todoterreno en las condiciones más duras, como el barro o la nieve.

En su carrocería puede apreciarse esta combinación de estilos, pues sus formas son las de un clásico monovolumen, pero cuenta con diversos elementos inspirados en los vehículos de montaña, como sus atractivos bajos en tono diferente al de la carrocería. Además, ofrece una altura superior a la del resto de modelos de su segmento, para facilitar su movilidad fuera del asfalto.

Su espacio interior no es quizá tan modulable como en los monovolúmentes de última generación, pero ofrece las suficientes combinaciones para transportar cómodamente a toda la familia y sus voluminosos equipajes. No en vano, cuenta con un maletero de nada menos que 593 litros de capacidad.

En cuanto a motorizaciones, tenemos tres opciones a elegir: dos diésel (TDI 140 y TDI 170) y una de gasolina (2.0 TSI). La más recomendable en cuanto a la relación entre prestaciones y consumo es la turbodiésel de 170 CV, que puede combinarse además con tracción integral permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *