Mercedes SLK 2011


Tras dos años de fuertes caídas de ventas dentro del segmento de los deportivos de tipo cabrio, los fabricantes empiezan a ver la luz y confían en que 2011 suponga un nuevo despegue. Entre ellos encontramos a todo un clásico como Mercedes, que pretende dar el empujón necesario a este segmento con el lanzamiento al mercado de la tercera generación de su modelo SLK. Desde luego, todo un buen motivo para dejar atrás la recesión económica.

El Mercedes SLK puede presumir de haberse convertido ya en todo un clásico. Y eso es, en parte, gracias a que resulta ideal para un amplio rango de conductores. Así, es un vehículo aconsejable tanto para usuarios de 30 años con espíritu deportivo como para conductores senior de 50 años que busquen una conducción más tranquila. Esa versatilidad la consigue mezclando elementos estéticos de varios modelos, como el SL o el SLS (inspirado el mítico “Alas de Gaviota”).

Uno de los elementos más destacables de este modelo es su capota, que puede accionarse de forma eléctrica con solo pulsar un botón. Podemos elegir entre tres tipos diferentes de capota: la normal (pintada en el mismo color que la carrocería), la panorámica (de cristal tintado) y la que incorpora el Magic Sky Control. Ésta última es totalmente transparente, pero puede oscurecerse pulsando un botón, dando un resultado similar al de unas gafas de sol. Este sistema reduce la intensidad de la luz en el interior en un 80%.

Sin duda, uno de los aspectos más a tener en cuenta en un descapotable es su climatización. Y en Mercedes no han pasado por alto ningún detalle. De hecho, podemos ir descapotados en pleno invierno, gracias a su sistema de calefacción Airscarf, que emite un flujo de aire caliente desde el asiento hasta el cuello del conductor. Eso nos permite seguir disfrutando de la conducción al aire libre y de un ambiente cálido al mismo tiempo.

El nuevo SLK está disponible en tres versiones: 200, 250 y 350. Las dos primeras equipan un motor 1.8 de cuatro cilindros, que puede alcanzar potencias de 184 y 204 CV respectivamente. Por su parte, la 350 es la más potente de la gama, gracias a un propulsor V6 de 3,5 litros. Se espera que, próximamente, se pueda sumar a la gama una versión diésel, algo que supondría todo un hito en la historia de este modelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *