Mercedes GLK 220 CDI 2011


Si hay algo que caracteriza a los grandes fabricantes es que no dejan nada a la improvisación. Para ellos es fundamental que no exista ni un solo segmento en el que no puedan competir, ni un solo recoveco del mercado en el que sus rivales puedan ganarles terreno. Y es por eso que marcas con tanta tradición en berlinas de lujo como Mercedes se han ido animando poco a poco a entrar, por ejemplo, en el mercado de los todoterreno.

No obstante, cuando una firma de este calibre pone a la venta un 4×4, no toma como modelo la habitual imagen que tenemos de este tipo de vehículos, es decir, aventureros y capaces de enfrentarse a las condiciones más extremas. Para Mercedes, un todoterreno es, ante todo, un automóvil polivalente, de imagen atractiva, con tracción a las cuatro ruedas y grandes dosis de seguridad. Y eso es, ni más ni menos, lo que mejor describe a su modelo GLK.

Bien es cierto que el Mercedes GLK ofrece una estética que recuerda bastante a los 4×4 más tradicionales, con aspecto robusto y formas más angulosas. Esto permite a la firma alemana marcar la diferencia con respecto a sus competidores, pues la tendencia general es dotar a estos vehículos de un aspecto lo más similar posible a un turismo convencional. Así, el GLK se antoja como un homenaje al mítico clase G de la marca teutona.

El Mercedes GLK 220 CDI viene equipado con un motor diésel de cuatro cilindros en línea. Su mayor virtud es que consigue ofrecer un par excelente desde bajas revoluciones y puede alcanzar una potencia máxima de 170 CV. Este propulsor va asociado a una caja de cambios automática de siete velocidades y su sistema de tracción integral le permite defenderse brillantemente en zonas de difícil acceso.

Para favorecer el confort de marcha, este vehículo cuenta además con un sistema de amortiguación variable, que se adapta progresivamente a las distintas condiciones de conducción. Además, se puede adquirir con un interesante paquete ‘off-road’ que, con sólo pulsar un botón, es capaz de adaptar distintos parámetros mecánicos para mejorar su comportamiento en condiciones difíciles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *