Mercedes CLS 2011


Los conductores son cada vez más exigentes a la hora de cambiar de coche y, en muchas ocasiones, eso les lleva a no querer renunciar a nada. Es por eso que nos estamos acostumbrando a vehículos que combinan conceptos, como todoterreno y familiar, berlina y deportivo… Éste último caso es del Mercedes CLS que, para su segunda generación, ha optado por combinar todo el lujo de las clásicas berlinas del fabricante alemán con unos aires y formas de lo más deportivo.

Quizá esta apuesta de Mercedes se debe a la responsabilidad de este modelo de estar a la altura del éxito comercial de su predecesor, que ha logrado vender más de 170.000 unidades desde su lanzamiento en 2004. Es por eso que el nuevo CLS tenía que ser capaz de sorprender al mercado, tanto a nivel estético como mecánico. Y vaya si lo ha conseguido.

La combinación de estilos de este modelo resulta espectacular. Así, la segunda generación del CLS conserva la esbelta silueta de las berlinas más clásicas de Mercedes, al tiempo que introduce nuevos trazos y líneas que refuerzan su aspecto deportivo. Su largo capó, sus estrechos cristales laterales, su techo aerodinámico… Todo respira deportividad, pero sin perder ni un ápice de elegancia.

Actualmente, este modelo está disponible con dos motores: un diésel 350 CDI BlueEfficiency, con una potencia de 265 CV, y un V6 de gasolina 350 BlueEfficiency, que eleva la potencia a 306 CV. Ambos equipan las últimas tecnologías en reducción de consumo y emisiones, con lo que el vehículo se ajusta al tipo mínimo del impuesto de matriculación. No obstante, se espera que en abril llegue al mercado un nuevo motor, el 250 CDI, que incluirá transmisión automática 7G-Tronic y reducirá aún más las emisiones, hasta los 134 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *