Mercedes Clase C 63 AMG Coupé 2011


Aunque siempre ha existido, el afán de los conductores por la deportividad se ha visto acentuado en los últimos tiempos y se ha instalado ya como un factor más a la hora de que los ingenieros diseñen cada nuevo modelo. Es por eso que muchos fabricantes se están acostumbrando a lanzar versiones deportivas de modelos ya existentes, de modo que ofrezcan las mismas prestaciones y equipamiento, pero puedan también satisfacer a aquellos usuarios con un espíritu más aguerrido.

Así, tras el Clase C 63 AMG Berlina y el Clase C 63 AMG Estate, Mercedes nos presenta ahora una versión Coupé que hará las delicias de los amantes de las berlinas deportivas de alta gama. Bajo sus formas atléticas y dinámicas, este modelo esconde la misma inusitada potencia y exclusividad interior que caracteriza a la Clase C de la firma alemana.

Evidentemente, no se trata de un automóvil pensado para todos los bolsillos, pues saldrá al venta por 81.100 euros. La fecha prevista por Mercedes para su lanzamiento tendrá lugar durante el próximo verano, concretamente a lo largo del mes de julio.

Como no podía ser de otra manera, el Mercedes Clase C 63 AMG Coupé no sólo resulta deportivo en sus formas y diseño, sino también en su comportamiento sobre el asfalto. Esto se debe a su potente mecánica, compuesta por un propulsor V8 AMG de 6,3 litros, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 4,5 segundos y de alcanzar una velocidad máxima limitada de 250 km/h. La potencia que puede desarrollar esta máquina se sitúa en 457 CV, pero puede aumentarse hasta los 487 CV si añadimos el paquete AMG Performance.

Todas estas cifras sirven para situar a este modelo a la cabeza de su segmento. Sin embargo, sus prodigios mecánicos no terminan ahí, pues cabe destacar también su sistema de transmisión deportiva SpeedShift MCT AMG de siete velocidades. Esta transmisión incorpora un programa de marchas Controlled Efficiency que, junto a su nueva bomba de servodirección, consiguen reducir el consumo de combustible hasta los 12 litros por cada 100 kilómetros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *