Todo lo que deberías saber sobre la equivalencia de neumáticos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter1Share on Google+0

taller-neumaticos
Sin lugar a dudas, se trata de una de las partes más importantes del coche. Los neumáticos están en contacto directo y constante con el asfalto, así que hay que hacer todo lo posible por llevarlos en buen estado siempre. Con eso no solo me refiero a pasar la ITV con éxito, sino que me refiero a que hay que llevar una serie de controles para comprobar que están en condiciones de cumplir con su función.

Hay que controlar la presión de los mismos y hay que analizarlos para cerciorarse de que no hay grietas que puedan desembocar en un pinchazo. Si es el caso y consideras que hay que cambiar de neumáticos, tendrás que fijarte muy bien en las medidas para no equivocarte a la hora de cambiarlos. Si la equivalencia de las ruedas no es correcta tendrás problemas. Problemas para pasar la ITV y problemas en la carretera, ya que estarás poniendo en riesgo tu seguridad.

Hay que seguir las pautas que indica el fabricante

Los neumáticos que no son equivalentes no encajan bien en la llanta y pueden interferir con otras partes del vehículo. Y no solo eso, sino que hay más probabilidades de que se desgasten antes y de que sufran desperfectos, ya que estarán trabajando a una fuerza mayor de la que recomienda el fabricante.
Normalmente no aceptamos publicar artículos de 1.000 palabras a ese precio, que es para artículos de entre 300 y 500 palabras.

Gracias, un saludo.
La equivalencia de neumáticos viene establecida por los fabricantes, que son los que se encargan de fijar una serie de requisitos y homologaciones para que se circule con las gomas apropiadas. En ese sentido hay que asegurarse de que los neumáticos que compramos son seguros y dan la talla a nivel de rendimiento y prestaciones.

Hay una fórmula que es la que determina la equivalencia de los neumáticos. Se elabora teniendo en consideración una serie de variables que hay que tomarse muy en serio. El resultado nunca puede tener una diferencia de +/-3.

neumaticos

¿En qué hay que fijarse?

Si vas a cambiar los neumáticos, presta atención a las dimensiones que figuran en la ficha técnica del coche. Aunque hay cierto margen de maniobra y en ese sentido no cal seguir a rajatabla las recomendaciones del fabricante, lo ideal es fijarse en la equivalencia de neumáticos pensada para tu modelo de coche, algo en lo que no tendrás que fijarte si compras los neumáticos en un taller que se encargará del montaje y el desmontaje de los mismos.

Los datos más importantes, que por cierto se pueden ver en la cubierta del neumático, son los siguientes:

Diámetro: El diámetro de la llanta solo puede ser un 3% mayor o menor en comparación con el diámetro homologado.

Ancho: Puedes elegir el que quieras, pero ten siempre presente que nunca puede exceder en 30 milímetros el de los neumáticos originales.

Perfil: Se trata de la distancia que hay entre la banda de rodamiento y la llanta. En este caso debe ser la misma que en las gomas originales.

Índice de carga: Es la cantidad de peso que puede soportar el neumático circulando a una velocidad determinada. Debe ser igual o superior al de los neumáticos originales, pero nunca inferior.

Velocidad: Es la velocidad máxima a la que se puede llegar con el coche teniendo en cuenta una presión de inflado adecuada y cierta carga. Los códigos de velocidad de los neumáticos que vayas a comprar deben ser iguales o superiores, nunca inferiores a los de los neumáticos originales.

Sentido de giro: Esto hay que tomárselo muy en serio, ya que los neumáticos se diseñan para que giren en una dirección. Montarlos a la inversa es un grave error, e incluso los neumáticos FRT tienen sus exigencias en este sentido, ya que solo pueden ir montados en los ejes portadores, nunca en los direccionales o motrices.

Todo esto está recogido en el Real Decreto 736/1988 B.O.E. Nº 301.

Hoy en día es bastante sencillo comprar neumáticos por Internet introduciendo los datos de tamaño. De hecho, hasta se pueden buscar por fabricante, estación del año o tipo de vehículo. Eso para neumáticos de coche y de moto, y también para llantas de aluminio y de acero. Es lo que podrás comprobar tú mismo en webs como Oponeo.

Scirocco-neumaticos

Riesgos que nadie debería correr

Dicho esto, me gustaría dejar claro el porqué de la importancia de circular con los neumáticos adecuados y en buen estado. No hay que olvidar que son los que absorben las irregularidades que puede presentar la carretera y transmiten tanto la tracción como las frenadas.

Con unos neumáticos que no están bien aumenta la distancia de frenado. ¿Qué quiere decir eso? Que necesitamos más metros para detener el coche por muy bien que estén los frenos y sea cual sea la velocidad a la que circulemos.

Lo que también aumenta es el riesgo de sufrir pinchazos y reventones. Es verdad que un neumático podría tener la mala suerte de reventarse por culpa de un objeto punzante tendido en el asfalto, pero salvo esos contratiempos es difícil que eso ocurra a menos que el neumático tenga muchos años y no presente las características que se exigen para circular con normalidad.

Otro problema tiene que ver con los vehículos que montan tracción a las cuatro ruedas. Éstos dependen mucho de los neumáticos para exprimir al máximo sus capacidades, así que llevarlos en mal estado dispara el riesgo de sufrir una inoportuna avería.

Por último, y no por ello menos importante, no podemos olvidarnos del confort. Con unos neumáticos en mal estado viajamos peor por muy bien que estén las suspensiones. Además, si la presión de inflado no es la correcta estaremos consumiendo más combustible de lo normal, lo cual también es una mala noticia.

En conclusión, hay que ser precavido y no olvidarse de lo importante que es revisar los neumáticos con frecuencia, y en especial antes de un viaje largo por carretera. Echa un vistazo a la profundidad, a la presión, a la banda de rodadura y a los flancos. Si todo está bien puedes estar tranquilo, pero si no está bien deberías empezar a pensar en un cambio de neumáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *