Jaguar: 75º aniversario


Se cumplen ya 75 años desde que William Lyons, un joven empresario de la localidad británica de Blackpool, bautizase con el nombre de Jaguar a toda una leyenda de las cuatro ruedas. Lo más curioso es que el origen de esta marca se encuentra en un fabricante de motocicletas, pues la compañía que Lyons y su socio William Walmsley habían fundado unos años antes, allá por 1922, estaba dedicada únicamente a la producción de motos con sidecar. Se llamaba Swallow Sidecar Company.

No obstante, tanto Lyons como Walmsley eran muy emprendedores y estaban ansiosos por ampliar su producción al segmento de los automóviles. Y lo primero que hicieron fue transformar un modelo de otra marca, en este caso, el Austin Seven. El resultado fue el Austin Seven Swallow, que vio la luz en 1927. Sin embargo, los dos jóvenes empresarios decidieron no quedarse ahí y se lanzaron a cumplir su sueño de fabricar un modelo propio. El fruto de todos sus esfuerzos fue el SS1, que equipaba un motor de seis cilindros, con una potencia de 49 CV.

Al SS1 le siguió, a no mucho tardar, el SS2, con similar diseño pero menor potencia. En 1933, Lyons decidió comprar todas las acciones a Walmsley y rebautizó a la compañía con el nombre de SS Cars Limited. Sin embargo, para el lanzamiento de su tercer modelo propio, Lyons decidió buscar un nombre más llamativo y, tras consultar a varias agencias de publicidad, se decidió por Jaguar. Así, el SS100, que salió al mercado en 1935, puede considerarse como el primer modelo de esta marca.


Tras la Segunda Guerra Mundial, Jaguar renovó toda su gama de vehículos, puesto que las siglas SS, que había empleado hasta la fecha, recordaban a la Alemani nazi. Así nacieron los modelos XK120, XK140, XK150, Mark IV, Mark V y Mark VI.

Durante la década de los 60, este fabricante lanzó al mercado uno de sus automóviles más célebres: el E-Type o XKE. Eso fue poco antes de que William Lyons decidiera retirarse y de que, en los años 70, el Gobierno británico decidiera nacionalizar parte de su industria, incluida Jaguar. En estos años nacieron los modelos XJ6, XJ12 y XJC. No fue hasta 1985 cuando la marca recuperó su independencia y, cuatro años más tarde, fue adquirida por Ford.


Bajo la bandera americana, aparecieron los XK y XKR en 1997 y los S-Type, X-Type y XK ya en nuestro siglo. No fueron buenos tiempos para la marca, que entró en importantes pérdidas económicas y en un periodo marcado por la incertidumbre. Sin embargo, ante la sorpresa de todos, fue el grupo indio Tata Motors quien se acabó convirtiendo en su salvador, comprando la totalidad de la compañía en 2008. Desde entonces, Jaguar mantiene entre sus “filas” un buen número de modelos (XF, XJ, XK, XK Convertible, XFR y XKR) y esperemos que lleguen muchos más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *