Infiniti QX30: el Q30 en forma de crossover

Infiniti QX30 en movimiento 2
Mucho cuidado con el nuevo Infiniti QX30 porque puede hacer mucho daño en el segmento de los crossover premium. Se acabó eso de exhibirse con piel de prototipo. El que ha llegado al Salón del Automóvil de Los Ángeles con ganas de impresionar es el modelo de producción, el que llegará a los concesionarios a mediados de 2016 para que más de un competidor se tambalee.

Un poco más alto

Por ahora solo conocemos su altura, que es de 1,53 metros. La largada debería ser similar a la del Infiniti Q30, que es en el modelo en el que se basa por completo. En ese caso, deberíamos estar hablando de unos 4,53 metros de largada.

Es 45 mm más alto por razones obvias. Al QX30 no le impresiona moverse por terrenos off-road con soltura, aunque tampoco te lo puedes llevar a la montaña tan felizmente como si estuvieras conduciendo un Land Rover de los más auténticos. Ya sabemos que el invento de los crossover está más pensando para ir por ciudad que otra cosa. Lo único que importa es aparentar.

Tracción a las cuatro ruedas

Solo se comercializará con tracción total y los motores deberían ser los mismos que monta el Q30 con tracción integral. Si la intuición es buena, estaremos hablando de un 2.0 litros gasolina de 208 CV y un 2.2 litros diésel de 168 CV. Sea cual sea la mecánica elegida, la caja de cambios será automática de doble embrague con siete marchas.

Su fabricación, por si había alguna duda, será cosa de los británicos. Los trabajadores de la factoría de Sunderland, que ya están inmersos en la producción del Q30, se encargarán del hermano campero.

Fotografías del QX30

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *