Ford Focus 1.6 EcoBoost 2011


La llegada al mercado de la nueva generación del Focus es, sin duda, uno de los hitos automovilísticos de los últimos meses. No tenemos más que echar un vistazo a la cantidad de eventos promocionales con los que Ford ha querido arropar este lanzamiento para darnos cuenta de que estamos ante uno de los modelos más emblemáticos para la firma del óvalo. Y sus cifras de ventas en anteriores generaciones así lo atestiguan.

Entre la amplia gama de motorizaciones que podemos elegir a la hora de hacernos con el nuevo Focus, hemos querido destacar la reciente versión EcoBoost, que permite funcionar a este modelo con prestaciones similares a las de vehículos con mayor empuje, pero ajustando al máximo tanto el consumo de carburante como las emisiones de dióxido de carbono. Lo cierto es que el Focus no necesitaba ya demasiados alicientes para triunfar en el mercado, pero con esta aportación mecánica, Ford parece haber dado justo con la guinda que le faltaba a este pastel.

El Focus 1.6 EcoBoost equipa un motor de gasolina, capaz de desarrollar una potencia de 150 CV. Este conjunto mecánico consta de un propulsor de inyección directa y un turbocompresor, consiguiendo transmitir unas sensaciones muy similares a las de un motor turbodiésel. En cualquiera de las seis marchas de su cambio manual, su capacidad de aceleración resulta sorprendente, así como lo silencioso de su funcionamiento.

Este modelo nos transmite una enorme seguridad a la hora de realizar cualquier maniobra, ya sea en ciudad, en plena autopista o en carreteras con muchas curvas. Las frenadas, adelantamientos o cambios de ritmo se realizan con gran naturalidad, y todo ello con bajas cifras de consumo y emisiones, gracias, entre otras cosas, al sistema Start/Stop o al útil indicador de cambio de marcha. La media de consumo es de 7 litros por cada 100 kilómetros, mientras que las emisiones se sitúan en torno a los 139 gramos por kilómetro.

Por lo demás, el Ford Focus 1.6 EcoBoost es todo un compendio de tecnología, que incorpora numerosas ayudas a la conducción, como un lector de señales de tráfico, un sistema de alerta por cambio involuntario de carril o el sistema City Safe Mode, que evita colisiones a velocidades por debajo de 30 km/h.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *