Fiat Ducato 2012


Estamos tan acostumbrados a no prestarle demasiada atención al segmento de los vehículos comerciales que, en ocasiones, podría darnos la impresión de que se trata de un segmento que no evoluciona. Pero nada más lejos de la realidad, pues los empresarios y transportistas constituyen una importante cartera de clientes para la industria automovilística, que realiza año tras año importantes esfuerzos para responder cada vez mejor a sus necesidades.

En el caso de Fiat, no cabe duda de que el modelo estrella dentro de este segmento es el Ducato. No en vano, este modelo puede presumir de haber cumplido nada menos que 30 años de historia, y sigue evolucionando para poder adaptarse a las nuevas normativas europeas de consumo y emisiones. Así, ahora presenta una nueva gama de motores turbodiésel que cumplen a la perfección con la normativa Euro5.

A nivel exterior, el Fiat Ducato no presenta apenas variaciones. Una de sus grandes virtudes es que ofrece hasta 2.000 combinaciones de carrocerías para transportar tanto pasajeros como mercancías. Así, podemos optar entre la versión furgón y la versión cabina. La primera está disponible en cuatro longitudes, tres alturas y tres batallas diferentes, mientras que la segunda ofrece cinco longitudes y cuatro batallas. Así, resulta imposible no encontrar el vehículo que mejor se adapte a nuestras necesidades.

A diferencia del exterior, el interior sí que presenta importantes novedades. La consola central ha sido totalmente rediseñada y ahora cuenta con inserciones cromadas o en imitación a madera. En la parte inferior, disponemos de una guantera con capacidad suficiente como para albergar un ordenador portátil y en la parte superior, un soporte nos permite colocar cómodamente el navegador. También se ha trabajado en los asientos, que resultan más confortables, y en la insonorización.

La nueva gama de motores consta de cuatro turbodiésel Multijet II de inyección directa. Son capaces de ofrecer potencias de 115, 130, 150 y 177 CV, combinando una mejora en el empuje con una reducción del consumo y las emisiones. Por ejemplo, la versión más básica de 115 CV ofrece 15 CV más de potencia que su predecesor, al tiempo que consume 6,4 litros a los 100 kilómetros y emite 169 gramos de CO2 por kilómetro, lo que supone un 14% menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *