Mercedes SLK 2011


Tras dos años de fuertes caídas de ventas dentro del segmento de los deportivos de tipo cabrio, los fabricantes empiezan a ver la luz y confían en que 2011 suponga un nuevo despegue. Entre ellos encontramos a todo un clásico como Mercedes, que pretende dar el empujón necesario a este segmento con el lanzamiento al mercado de la tercera generación de su modelo SLK. Desde luego, todo un buen motivo para dejar atrás la recesión económica.

El Mercedes SLK puede presumir de haberse convertido ya en todo un clásico. Y eso es, en parte, gracias a que resulta ideal para un amplio rango de conductores. Así, es un vehículo aconsejable tanto para usuarios de 30 años con espíritu deportivo como para conductores senior de 50 años que busquen una conducción más tranquila. Esa versatilidad la consigue mezclando elementos estéticos de varios modelos, como el SL o el SLS (inspirado el mítico «Alas de Gaviota»).

SEGUIR LEYENDO «Mercedes SLK 2011»

Mercedes Clase E Cabrio 2011


Por si la Clase E de Mercedes no resultaba ya lo bastante espectacular para los amantes de los coches de lujo, la marca alemana nos presenta ahora una impresionante versión descapotable que hará las delicias de aquellos conductores que busquen darle un toque deportivo a su vida.

Y aunque las carrocerías con capota de lona se suelen asociar más a los meses veraniegos, este modelo reúne una serie de características que lo convierten en un coche plenamente utilizable en cualquier época del año. En especial, son su eficaz sistema de aislamiento térmico y los 23,5 milímetros de grosor de la lona los que permiten conducir este modelo durante el otoño o el invierno, sin preocuparnos de las posibles inclemencias meteorológicas.

SEGUIR LEYENDO «Mercedes Clase E Cabrio 2011»

Renault Wind 1.6, para disfrutar a cielo abierto


Renault ya tiene en el mercado su primer mini-roadster, un vehículo llamativo y diferente. Quizás ese sea el adjetivo que mejor le cuadre: diferente.

El Wind puede transformarse en descapotable en muy poco tiempo, 12 segundos, aunque con un pequeño inconveniente: para ello necesita estar completamente parado y con el freno de mano puesto. La apertura y cierre de la capota son semiautomáticos, el conductor debe de quitar y poner un seguro manualmente y después, pulsar el botón.

SEGUIR LEYENDO «Renault Wind 1.6, para disfrutar a cielo abierto»