El Ferrari Testarossa en un video muy especial


El Testarossa, que en italiano significa “cabeza roja”, fue un automóvil deportivo producido por el fabricante italiano Ferrari entre los años 1984 y 1992 que funcionaba con un motor bóxer central trasero de 12 cilindros. Fue diseñado para convertirse en la versión del F1 para carretera teniendo en cuenta que su velocidad era de casi 300 km/h.

Lo curioso del modelo y que lo diferenciaba de la mayoría de deportivos de aquella época era que no necesitaba de aleron-spoiler, ya que el cristal delantero (conocido comúnmente como parabrisas) era tan atrasado e inclinado, que hacía de alerón central. El fondo del coche era de chapa plano lo que le proporcionaba la estabilidad necesaria, incluso para un coche que rondaba velocidades superiores a los 280 km/h. Los 390 CV de potencia a 6300 rpm sonaban de maravilla.


El Testarossa fue el último V12 de motor central que Ferrari ensambló a gran escala. Solamente los F50 y Enzo han tenido esta configuración, mientras desde el 550 en adelante todos llevan el motor delantero-central y la tracción trasera.

La historia de Ferrari en un solo coche

El Testarossa pasará a la historia por muchas cosas, fue un claro icono de los años ochenta, todo el mundo soñaba con algún día conducir un coche como ese. De hecho, Ferrari vendió más posters del Testarossa que coches, pues decoraba las paredes de muchos cuartos infantiles (y no tan infantiles). Incluso protagonizaba series de televisión y películas. El propietario de un Ferrari se mostraba como un hombre con poderío económico y exitoso tanto profesional como personalmente. Las mujeres se pirraban por cazarlos.

El caso es que Petrolicius acaba de publicar un video homenaje muy especial, una bonita dedicatoria a este genial deportivo. Un Ferrari ahora convertido en un clásico, donde lo más importante estaba en su línea, su sonido y su motor. Sin lugar a dudas, considerado por muchos como uno de los mejores coches del planeta.

Ferrari,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *