Chevrolet Corvette ZR1 2011


El segmento de los deportivos se está volviendo cada vez más exclusivo. Y no sólo por su precio, al que pocos bolsillos pueden hacer frente, sino porque sus clientes son cada vez más exigentes con los vehículos que pueden formar parte de su garaje y, sobre todo, tienen más claro cómo quieren que sea ese coche hasta en el último detalle. Lejos quedan ya los tiempos en que estos usuarios tiraban de talonario para hacerse con un deportivo que, a la postre, era calcado al de cualquier otro acaudalado vecino. Ahora, estos vehículos se hacen a medida, teniendo en cuenta las preferencias del comprador desde la elección del tipo de tapicería hasta detalles de la más alta mecánica.

Por un precio bastante módico para tratarse, obviamente, de un modelo de estas características, ya se puede disfrutar de una versión muy personal del mítico Corvette, bautizada como ZR1. Su precio final de 150.000 euros le permite presumir de ser uno de los vehículos más asequibles de su segmento. Pero no por ser más barato, este deportivo va a tener nada que envidiar a los de la competencia. De hecho, estamos ante un deportivo de procedencia americana, pero que puede plantar cara sin ningún problema a cualquiera de las grandes enseñas europeas.

El Corvette ZR1 es un espectacular biplaza, cuyas líneas y formas recuerdan irremediablemente a las del Corvette de toda la vida, pero con un aire más agresivo y desenfadado. De hecho, la principal diferencia con respecto al original no puede apreciarse a simple vista, pues se encuentra debajo del capó. Y es que el ZR1 es el único modelo de la gama que incorpora un turbo en el motor, lo que le permite alcanzar una velocidad máxima de 330 km/h.

Y ya que hablamos de su maquinaria, estamos ante un propulsor V8 de 6,2 litros, con capacidad para desarrollar una potencia de 650 CV. Para alcanzar la velocidad indicada anteriormente y asegurar, al mismo tiempo, una buena estabilidad, los ingenieros de Chevrolet han tenido que trabajar arduamente en el chasis y llevar a cabo una serie de modificaciones en la suspensión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *