BMW X6 M 2011


Estamos ante uno de esos vehículos que no están fabricados precisamente para pasar desapercibidos entre el tráfico. Y es que cruzarse con un BMW X6 M y no dedicar unos segundos a contemplar su robusta y peculiar silueta sería toda una ofensa para cualquier aficionado al motor, e incluso nos atreveríamos a decir que también para cualquiera que tenga una pizca de sangre en las venas.

La carrocería de este modelo conjuga lo mejor de un cupé y lo mejor de un todoterreno, dando lugar a unas formas totalmente inconfundibles. Podríamos decir que estamos ante uno de los ‘crossover’ de más alta gama del mercado, gracias a su portentosa mecánica y a la calidad que transpira en todos sus detalles, cualidades ambas habituales en todos los modelos de la firma alemana.

El BMW X6 M es todo agresividad, empezando por la “coletilla” M, que significa Motorsport. Su frontal viene rematado por dos grandes aperturas en la parte baja del parachoques, que favorecen la ventilación del motor y de los frenos. También son dignos de mención los cuatro escapes que presenta en su zaga, así como sus impresionantes neumáticos de 20 pulgadas. Sin duda, todo un espectáculo sobre ruedas.

Y, como no podía ser de otra manera, el interior está también a la altura. Una combinación de piel de alta calidad y de inserciones de aluminio reviste casi todo el habitáculo, que ofrece una gran comodidad y espacio a los cuatro ocupantes que es capaz de albergar. Y, por si eso no fuera suficiente, seguro que los viajes se hacen más llevaderos con su equipo de audio de 12 altavoces y sus múltiples conexiones para USB y MP3.

Bajo el capó, el BMW X6 M presenta un imponente propulsor de gasolina de ocho cilindros en V, capaz de desarrollar una potencia de nada menos que 555 CV. Sus dos turbocompresores de doble entrada le permiten responder siempre con la energía necesaria para cualquier situación. Y, si nos imponen demasiado tantos caballos, siempre podemos aprovechar sus múltiples sistemas de ayuda a la conducción, como el Integrated Chassis Management, la dirección Servotronic o el Control Dinámico de Estabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *