Aston Martin Rapide 2011


La crisis que vive el sector de la automoción no deja indiferente a nadie, ni siquiera a los fabricantes de vehículos de lujo. Es por eso que este segmento, ante el miedo de quedarse algo estancado en el mercado, ha decidido salir de su letargo y abrirse a nuevas experiencias. Porsche con su todoterreno Cayenne y su familiar Panamera, Ferrari con su primer vehículo de cuatro plazas… Y ahora le toca el turno a Aston Martin.

El fabricante británico lanza al mercado su primer modelo con carrocería de cinco puertas, algo que ha levantado una enorme expectación desde que se dio a conocer la noticia. Y el resultado cumple con creces las expectativas, pues el Rapide es todo un ejemplo de cómo atraer a un nuevo segmento de clientes sin perder la esencia propia de la marca.

El Aston Martin Rapide va dirigido a un público de lo más exigente, tanto en prestaciones como en diseño y espacio. Su imponente carrocería de cinco metros de largo y dos de ancho permite albergar a cuatro pasajeros adultos, que pueden disfrutar de un espacio más que razonable tanto para los pies como para la cabeza. Además, sus confortables asientos deportivos forrados en piel hacen posible que cada trayecto resulte inolvidable.


Este modelo está construido sobre la plataforma del mítico DBS, aunque con una longitud notablemente mayor, y puede presumir de unas líneas muy cuidadas: línea del techo descendente, silueta de cupé, morro más largo y todo ello rematado con la inconfundible parrilla de esta marca británica.

Como no podía ser de otra manera, el Rapide raya también a gran altura en cuanto a mecánica y comportamiento. Su motor de gasolina de 12 cilindros combina a la perfección el empuje con la suavidad y produce un sonido que será auténtica música para los oídos de los amantes de los deportivos. Y, para hacer gala de su exclusividad, el propulsor se pone en funcionamiento mediante una llave realizada en cristal de zafiro cortado a mano, a la que Aston Martin ha querido bautizar como “Unidad de Control Emocional“. Un gran detalle para un gran coche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *